Meritxell y Oriol se conocieron hace 8 años en Barcelona y quisieron celebrar su boda en la Ciudad Condal. Se casaron en la sede del distrito del Eixample, a lado de su casa y organizaron una fiesta fresca y elegante, en el barrio modernista de l’Eixample donde viven. Fueron andando hasta la ceremonia civil y antes tomaron una copa en el Bar Cugat , del que son cliente habituales. Meritxell llevaba un vestido de novia de encaje antiguo de los años 20 y Oriol un traje oscuro con pajarita y una » boutonnière».

novia-vestido-encaje-antiguo

A los dos les encanta viajar:  Oriol le pidió matrimonio a Meritxell una noche, en el barrio más viejo de Seúl, Bukchon Hanok , en una de las casitas tradicionales donde se alojaban. “Siempre habíamos hablado de casarnos en un futuro, pero fue ese día fue algo inesperado para mi. De luna de miel  nos fuimos al Japón, lugar que nos fascinó hace 4 años, y por eso repetimos y ampliamos ruta”

vestido-novia-encaje-antiguo

Un vestido de novia de encaje antiguo

Desde el primer momento Meritxell  tenía claro que quería un vestido de L’Arca. Habían pasado por las callejuelas del barrio Gótico muchas veces  y ella le había enseñado a  Oriol la tienda porque le atraía la idea de llevar uno de sus vestidos de encaje antiguo en alguna ocasión especial.

Vestido-novia-encaje-antiguo-dosnovios-andando
Vestido-encaje-antiguos-novia-vintage
vestido-novia-encajes-antiguos
vestido-encaje-antiguo-novios

Por suerte, Oriol no se acordaba y pudo sorprenderle con el vestido; «Todo el mundo se entusiasmó con el vestido, con lo fino y bonito que era”. Meritxell tuvo enseguida claro el vestido porque lo había descubierto en  el Stories de l’Arca, de pasada, y  “aunque Nina , la diseñadora, me enseñó un montón más y se me complicó la cosa, al final me quedé con el primero, que me enamoró”.

Era un vestido midi con volantes, realizado con tul bordado, rematado con una botonadura en la parte delantera y varios volantes de encaje de diseño geométrico. Al vestido original de los años 20, que  era un vestido de paseo originalmente lo restauramos de manera artesana en nuestro taller.

Para el estilismo, Meritxell se inspiró en la colección Spring de la firma inglesa Rodarte de 2018, en las que las modelos desfilaron con vestidos recubiertos de flores primaverales. Un bolso de perlas , unos zapatos bajos de punta y un tocado de Lito y Lola sobre la media-melena completaron su look.

Novia-anos20-vestido-autentico
novia-vestida-anos20
Vestido-autentico-con-encaje-antiguo

Un maravilloso bouquet guirnalda

A Meritxell le encanta la paniculata por lo pequeña y delicada que es pero no quería un ramo tradicional. Pensó en hacer un guiño a las “novias años 20” con un elemento que recordara una espléndida boa de plumas, con su elegancia pero restándole sofisticación. El bouquet diseñado por Nice Flowers, una gran guirnalda de flores blancas fue el broche  perfecto para el estilismo. Realmente , las flores del ramo parecían salidas del vestido de novia de encaje antiguo.

bolso-vintage-novia-anos20-vestido
Ramo-anos20
vestido-novia-anos20

Una ceremonia en un ambiente industrial

La comida se celebró en  Espacio Tuset  en un ambiente tipo loft newyorquino. Este edificio era un antiguo garaje de taxis ahora reconvertido en estudios.Fue decorado con grandes mesas de madera y decoración floral muy orgánica en un solo tono, siguiendo la línea elegida para el ramo . Marta de Umami captó la esencia de la pareja con una fotografía fresca y luminosa.

decoracion-mesa-anos20
detallle-plato-boda-urbana


Caravan Made se encargó del catering. “Ya los conocía porque en la empresa donde trabajo hicimos un catering con ellos que salió genial. Fue todo increíble, para muchos fue una boda distinta y práctica”.  En resumen “Un día inolvidable que repetiría mil veces”!

fiesta-novia-años20

novios-vintage-años20

Fotos: Umami