Homenaje a Andrés Sardá en la Fashion Week de Madrid

Las mantillas antiguas vuelven a ser tendencia. Las piezas que forman parte de la colección de l’Arca Barcelona abrieron el desfile de la firma Andrés Sardá en la 71ª edición de la  Fashion Week de Madrid . El desfile fue todo un homenaje a la mantilla y al universo creativo del diseñador, que empezó precisamente vendiendo esta prenda .Curiosamente, este maravilloso accesorio está volviendo a las pasarelas, gracias al “revival” de la artesanía española, de los encajes antiguos y a fenómeno de la Cantante Rosalía . En esta ocasión, cuatro top-models de los 90s y musas del diseñador sirvieron de embajadoras y consiguieron dar el glamour que se merece a esta prenda de encaje. Se pudieron ver mantillas antiguas de Chantilly a mano, mantillas de pico de Cambray, mantillas de toalla de blonda y mantillas granadinas

Mantilla-antigua-encaje
Vanessa Lorenzo con mantilla antigua de Chantilly de l’Arca.
Traje y lencería: Andrés Sardá

El momento más emotivo  del desfile  fue  sin duda el minuto de silencio por el diseñador Andrés Sardá, muerto el pasado Septiembre 2019, a los 90 años. Se rompió con una gran ovación dando paso a la entrada espectacular de las super modelos de los  90: Vanessa Lorenzo, Judit Mascó , Verónica Blume  y Martina Klein que salieron ,una tras otra, ataviadas con mantillas antiguas hechas a mano.

 

Verónica Blume con mantilla de encaje antigua de Chantilly de l’Arca

Las cuatro musas de los noventa con trajes y lencería de Andrés Sardá , y gracias al estudiado estilismo de Alberto Murtra ,consiguieron dar protagonismo estético a este accesorio tan maravilloso y a menudo denostado: la mantilla de encaje.

Mantilla antigua encaje
Martina Klein con antilla de encaje antiguo de l’Arca

La mantilla española de encaje, tal como explicó  la hija del diseñador, Nuria Sardá, sirvió para el nacimiento del sello de Andrés Sardá. Recordó también los inicios de su padre como ingeniero industrial y fabricantes de encaje para mantilla, que aplicó más tarde a todo tipo de prendas  y a  “ una lencería que dejaba de ser algo ortopédico  para pasar a ser algo sensual.

Mantilla-de-encaje-antigua
Judit Mascó con mantilla de Chantilly

En el carrusel final, aparecieron las cuatro modelos juntas, ya sin mantilla, cerrando el homenaje al hombre que hizo de su profesión una pasión, revolucionando el sector del encaje y la lencería. No podíamos imaginar mejor embajadoras para esta prenda icónica de la moda.

Estilismo : Alberto Murtra. Fotos cortesía de Andrés Sardá