A veces no es la novia la que elige el vestido de novia, sino que el vestido que elige a la novia. La  historia del vestido de África es muy especial , es la historia de un flechazo . El vestido estuvo guardado  más de tres  años aguardando que se casara.

El vestido de encaje antiguo parecía salido de un cuadro de Sorolla en la playa. Ideal para casarse en Zahara de los atunes.

Fue un flechazo , para ella y su amiga que la acompañaba ( al cabo de unos año me contaría porque era tan especial, pero por entonces las dos trabajaban juntas en Madrid).

Lo vieron en una feria vintage de Madrid que organizaba nuestro amigo Lorenzo Caprile cerca de la Castellana y que reunía a lo mejor de la moda vintage española. Teníamos el vestido reservado, sin número de contacto, y  a Nina y a mi nos sabía mal ponerlo a la venta.

Era una pieza muy especial, un vestido auténtico modernista de encaje de Irlanda, hecho a mano a crochet. Se trata de una pieza muy insólita, por su textura y por el tamaño de sus motivos.

Sólo una persona con mucha personalidad podía lucirlo bien. El vestido estaba hecho para África, propietaria de la marca de joyas sostenibles Copal Collective . Como muchas piezas de moda vintage  especiales, y  todas las que van a parar a nuestros archivos lo son,  no nos apetece mucho venderlas, porque es imposible volver a encontrar una igual.

Siempre esperamos a que pase algún romántico que les quiera ofrecer una nueva vida  que merezca la pena. Somos un poco sentimentales. Y así fue.

Al cabo de tres años, África cambió de trabajo, volvió a vivir Barcelona y nos llamó para ver si teníamos el vestido aún guardado. Cuando le dijimos que sí, no se lo podía creer. Sólo le falto elegir un tocado de pedrería vintage para la cabeza y unas sandalias doradas de taconazo para darle un toque glam al conjunto.

África y Fabio se conocieron  hace 14 años y se prometieron en un tren cruzando la India hace 6. El 23 de junio  con el solsticio de verano, celebraron su  unión en el lugar  mágico para ellos, Zahara de los atunes, justo allí donde se conocieron.

boda-elegir

Tenían claro que querían  que fuera allí  desde el principio. «Es nuestro lugar en el mundo sin duda, tanto la ceremonia como la celebración la hicimos en nuestra casa familiar, rodeada de amigos y familia cercana, el catering nos lo llevo el restaurante Ramon Pipi ellos no hacen catering pero siendo amigos de toda la vida nos dedicaron todo el tiempo y el amor del mundo.Estoy muy agradecida a todas las personas que nos han ayudado a organizarlo ! Incluídas a vosotras por la paciencia!”

“ La decoración la hicimos entre Fabio , mi marido y yo, a lo  lo más estilo handmade y en casa. Fue una boda de comunidad: un día lleno de amor en un micromundo perfecto!”

 Y nosotras estamos felices viendo las fotos y lo radiante que estaba  África .Sabemos  que el vestido  tendrá una maravillosa «Second Life» en sus manos !