Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Boda en casa familiar en Córdoba

Boda Laura & Gonzalo

Laura y Gonzalo se conocieron en Razzmatazz, una famosa discoteca de Barcelona, gracias unos amigos en común.

“No obstante, yo ya sabía perfectamente quién era él porque habíamos coincidido algunas veces y siempre me llamó mucho la atención, ¡Me encantaba! Me gustaba tanto que a las primeras citas fui súper nerviosa, pero parece que fue todo bien porque seis años después nos hemos casado”.

“Al empezar a buscar mi vestido de boda, vi que L’Arca también teníais colección de vestidos y supe que tenía visitaros sí o sí porque me gustaban prácticamente todos. No quería el típico vestido de novia y quería algo especial, por eso me enamoré de mi vestido .

Había estado en seis ateliers anteriormente y esta sensación no la tuve en ningún momento.. El hecho de que fuese una pieza única y que estuviera hecho con encajes antiguos con tan buen gusto lo convertía en una joya, y me sentí muy afortunada de poder llevarlo en un día tan importante.”

Pude comprobar aquello que dicen de que el flechazo con tu vestido existe y en cuanto te ves con él puesto. Piensas: ÉSTE és.

Laura eligió un vestido hecho con un encaje antiguo de Granada, con un guiño a sus orígenes. El vestido hecho a medida estaba enteramente bordado con encaje de Granada .Debajo llevaba una slip-dress de tirantes que fue el que lució durante el baile. En el pelo se puso un tocado de estrellas de Supertocadas y llevaba unos pendientes de Simone Rocha.

Laura y Gonzalo se casaron el 17 de Septiembre en la Sierra de Hornachuelos, en Córdoba, en la casa familiar, que es un lugar muy especial para ellos. “Cuando estamos ahí, estamos tan bien que no queremos volver. Al no casarnos en una finca especializada en bodas, tuvimos que trabajar muchísimo para preparar la casa y tener muchas cosas en cuenta.

“Nosotros somos de Barcelona, y gran parte de nuestros invitados también lo eran, pero no dudamos en ningún momento de que nuestra boda tenía que ser ahí para que fuera inolvidable y única tanto para nosotros como para nuestros invitados. Tuvimos que organizar también muy bien la logística porque no es un lugar al que sea fácil llegar, ¡pero sin duda valió la pena!

 

Se casaron en el convento de las Carmelitas Descalzas de San Calixto en la Sierra de Hornachuelos. “Mi entrada la cantaron las monjas que viven en el convento, que cantan maravillosamente bien. Para la entrada de Gonzalo, contamos con un grupo de flamenco que hicieron una versión preciosa de la canción “Alguien” de Siempre Así”.

Gracias a las ideas de mi madre y de mi abuela y a las buenas manos de Rafi, la florista, la iglesia quedó precioso. Priorizamos flores blancas y mucho verde porque al estar en el campo era lo que más nos gustaba.

Para la comida y la fiesta, nos trasladamos al cortijo de Mata-Román, la casa de mi familia.Hicimos la entrada al aperitivo con el jeep que utilizamos para dar paseos por el campo, que estaba decorado con ramas de lentisco, una planta muy típica de la zona.

Tras la comida, abrimos el baile con unas sevillanas cantadas por el grupo flamenco. Primero bailé con mi padre y después con Gonzalo. La canción escogida fue “Por Amor”, de Rafael del Estad. Tuvimos un rato de música muy animado por el grupo flamenco y después bajamos a la zona de la discoteca para bailar.

“Gracias a mi madre llegamos al día de la boda tranquilos y sabiendo que estaba todo controlado. Es la persona que tiene mejor gusto del mundo y confío plenamente en su criterio, por lo que sabía que si le hacía caso todo iba a quedar perfecto.

“Me ha acompañado con muchísimo amor y cariño en todo el proceso de principio a fin, desde aconsejándome con el vestido o el peinado hasta ayudando a que estuviera listo hasta el último detalle para nuestros invitados. Sin ella, nuestra boda nunca habría podido ser tal y como fue. Me siento muy afortunada de tenerla y le estaré agradecida para siempre.”

Flores: Rafi de Hornachuelos y Floristería Jardín de Fátima

Pendientes: Simone Rocha

Peinetas : Supertocadas

Gemelos : Joyería Suárez

Anillos : Bernat Rubí

Zapatos: The Forest Shoes

Catering: Carmen Parladé Catering

Maquillaje y peluquería: Rocío de  Peluquería en las Navas

Música: MySound

Fotografía: Ana Mata

Vídeo: Bonus Studio.

Más historias de L'Arca:

Un comentario

  1. Mi experiencia con L’Arca no puede haber sido mejor. Es el sitio perfecto para quienes saben apreciar la calidad y la belleza de los tejidos y buscan piezas únicas que sean auténticas joyas. Tanto los vestidos de su colección como las piezas antiguas que tienen son preciosos y especiales, ideales para aquellas novias que buscan algo diferente, con estilo y hecho con el mejor gusto. Nina es un encanto y desde el primer momento tuvo un trato impecable conmigo, ajustándose a todas mis peticiones con mucho cariño. Además, tiene unas manos de artista que valen oro, entiende rapidísimo qué es lo que quieres y qué estilos son los que más te favorecen. La tienda es un tesoro en el centro de Barcelona, vale mucho la pena visitarla para disfrutar de las piezas tan bonitas que tienen. Es un gusto trabajar con ellas por lo mucho que valoran y respetan las cosas antiguas y bien hechas. ¡Sin duda volvería a escogerlas una y otra vez! No cambiaría por nada del mundo mi vestido.

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *